Fundador del Coaching Integral

Humberto Varas comienza su andadura en el Coaching en 2007, a través de un proceso de desarrollo personal y profesional desde 2003, identificando que lo importante es darle el valor a la persona mas allá de ver el coaching solo como una herramienta.

Desde su propio desarrollo personal, crea la visión de un Coaching Integral, identificando los elementos clave y desarrollando las bases y elementos clave para su aplicación a través de una metodología exclusiva, donde en 2015 recibe el premio en ExpoCoaching Madrid por el emprendimiento, aporte y metodología desarrollada.

Entre los compañeros de viaje, se encuentra con Elena Polidura Nárdiz, quien representa la pura esencia de los valores de un Coaching Integral, por su integración, sus valores, lealtad y compromiso, siendo referencia de muchas personas y organizaciones a quienes acompaña, y siendo parte imprescindible en la Escuela de Coaching Integral siendo Socios Directores en los programas de formación y desarrollo de personas, organizaciones y equipos, a nivel nacional e internacional.

Otras personas que han colaborado en este proceso, han sido alumnas de Humberto Varas, como son Cristina López y Stela Izquierdo.

Las Bases del potencial de un Coaching Integral

El Coaching está generando un cambio social y cultural, una herramienta que transforma la manera de observar las situaciones, un camino para alinearnos con nosotros mismos, en lo que queremos, nuestro deseos, construir aquello que nos alenta a avanzar.

Hoy día existen muchas disciplinas de Coaching, este nuevo espacio de consciencia nos permite alinear nuestras visiones en pro del desarrollo de la persona en todos sus ámbitos. Es por ello que todo enfoque del coaching tiene su beneficio,  ¿los aunamos?.

Coaching Integral, propone la integración de las principales tendencias del coaching en una sola, la capacidad de utilizar aquello que más le conviene al cliente, y ello desarrolla el máximo potencial de mejora en el coach como persona y en su profesión.

Entre las tendencias del Coaching actual destacan,

  • la Pragmática Norte-Americana, que aplica un coaching orientado a la acción, incidiendo en la motivación y en los resultados,
  • La Humanista Europea, que facilita el acompañamiento de la persona respetando su esencia y conexión personal, sin dirigir, sin buscar soluciones, activando las capacidades naturales de aprendizaje para activar las respuestas que ya existen sin añadir.
  • La Filosófica Sudamericana, que marca las pautas que facilitan hacer consciente las herramientas necesarias para construir la mejor versión de ti mismo,  la confianza y apertura a tu bienestar y felicidad.
  • La Ontológica, basada en el lenguaje, alineando aquello que decimos, lo cual define quiénes somos y cómo actuamos, transformando a la persona desde el lenguaje como medio de desarrollo de aquello que queremos y deseamos.

Un Coach que maneje sólo una, estará limitado en su Coaching.

Cuando el cliente está cansado de realizar acciones sin el resultado esperado, un coaching pragmático resultadista, no funcionará, será necesario la aplicación de un coaching humanista que acompañará para que defina que realmente va con él, con su verdadera naturaleza, donde podrá alinearse y conectar con lo que verdaderamente quiere…

Cuando un cliente no avanza, está estancado, y si aplicas un coaching humanista, el proceso de coaching pierde fuerza, es entonces cuando un coaching pragmático será útil, la persona podrá plantearse el siguiente paso alineado a lo que ya sabe que quiere.

Somos personas allí donde nos encontremos y nos unen las siguientes características.

Las dimensiones de la persona en las que se interviene:

  • la Mente, la capacidad de generar ideas y pensamientos acerca de lo que queremos y sobre la realidad que nos ocurre.
  • La Lingüística, somos seres lingüisticos y expresamos lo que somos, lo que nos pasa, el como creemos y pensamos sobre las situaciones, mostramos nuestras creencias a través del lenguaje, lo que nos potencial y lo que nos está limitando.
  • Las Emociones, lo que sentimos en nuestro interior, lo que nos mueve y notamos, las sensaciones que ocurren en el cuerpo marcan nuestras experiencias y decisiones.
  • La Corporalidad, nos está informando de lo que necesitamos a nivel físico, emocional y mental, atender al cuerpo y observar las disposiciones corporales nos ayuda a trabajar en el cambio de mentalidad y por ende sobre la experiencia que estamos viviendo.
  • La Energía, es un motor interno, una dimensión sutil que nos facilita desarrollar elementos clave como son la auto-regulación, la motivación y la disolución del estrés y la tensión.

Coaching Integral, aúna estas tendencias integrando el uso del potencial de los diferentes enfoques del Coaching Pragmático, Humanista, Filosófico y Ontológico, interviniendo a través de las dimensiones de la persona para generar la auto-consciencia, el aprendizaje y acción a favor de la amplitud en el beneficio del cliente, porque a todos no nos funcionan las mismas cosas, el coaching debe adaptarse al estilo de aprendizaje y características de la persona.

Así mismo, fomenta la integración y proporciona herramientas innatas encaminadas al desarrollo de las potencialidades de las dimensiones que integran a toda persona desarrollando la figura del Coach.

Un Coach Integral es aquel que interviene en la relación existente entre lo: Emocional (lo que sentimos) – Mental (lo que pensamos) – Lingüístico (lo que decimos) – Corporal (lo que expresa nuestro cuerpo) – Consciencia (el nuevo aprendizaje) – la Acción (la orientación al avance) – Resultado (lo que estamos obteniendo en al experiencia), permitiendo a la persona volver a fluir con aquellas situaciones difíciles y consiguiendo nuevas perspectivas y acciones para llegar a los objetivos planteados.

Conoce en este video los valores, como son las sesiones, como se trabaja y en que se fundamenta.

¿Que es el Coaching Integral?. Por Humberto Varas. Ponencia ExpoCoaching Madrid.

Las Competencias de Coaching Integral.

Coaching Integral se adhiere a las 11 competencias claves de ICF (Federación Internacional de Coaching), y añade 7 competencias más para el desarrollo del coaching en la aplicación de personas, profesionales, equipos y organizaciones.

 

  • Adaptación.
  • Flexibilidad.
  • Conexión.
  • Coherencia Integral.
  • Espacio de Consciencia.
  • Feedback Integral.
  • Movimiento Integrado.

Lo mejor que puedes hacer por los demás no es enseñar tus riquezas,

sino hacerles ver la suya propia” Goethe

El Coaching pragmático también llamado norteamericano, surge de los principios del Coaching deportivo y se traslada a otros dominios tales como life y executive Coaching manteniendo su carácter práctico y creyendo en el potencial ilimitado de las personas. Muestra los primeros pasos de la técnica de la instrucción al entrenamiento motivando al coachee a la acción. “Tú puedes, eres el mejor” Su máximo representante es Thomas Leonard.

El Coaching humanista también llamado Europeo, nace con Timothy Gallwey y John Whitmore. Surge de la psicología humanista, ve al ser humano como una totalidad, poniendo especial interés en la capacidad de elección de una mejor vida a través de la autoestima, conciencia y responsabilidad. Su enfoque es el de liberar el potencial de las personas a través del acompañamiento de un Coach que ayuda a definir su situación actual (presente) y a construir su situación ideal (futuro). El acompañamiento se basa en el autoconocimiento, la acción y el compromiso.

El Coaching ontológico también llamado Sudamericano, sus máximos re-presentantes son: Fernando Flores, Rafael Echeverría y Julio Olalla. Coinciden en que somos seres lingüísticos, que vamos creando la realidad a través de la conversación, somos capaces de distinguir las cosas una vez que las nombramos. Trabajo en tres dimensiones que son cuerpo, las emociones y el lenguaje (verbal y no verbal). Argumenta que nuestras acciones dependen del tipo de observador que somos. En su técnica busca el cambio de observador para pasar a la acción y el compromiso.

Coaching Integral, integra estas corrientes del Coaching a favor del desarrollo integro de la persona en base a su estilo de aprendizaje, necesidades y objetivos, incluyendo su aplicación en la sesión de coaching integral, interviniendo en la relación de todas las dimensiones de la persona: mente-emoción-lingüística-cuerpo-energía-consciencia.

Una Metodología Premiada en ExpoCoaching.